Que hacer cuando te insultan en Facebook

Que hacer cuando te insultan en Facebook

Ayer , alguien nos insultó y menospreció a través de un comentario en nuestra página de Facebook  , lo que me ha llevado a varias reflexiones que quiero compartir con vosotros.

La página de Facebook del Instituto Europeo del Lujo tiene  636 seguidores y organizamos el primer Diplomado en Gestión de Lujo con certificación universitaria que se organiza en Latinoamérica. Nuestro Instituto organiza e imparte el diplomado en colaboración con la Universidad Anáhuac de México.

Entendemos que ofrecemos una oportunidad a nuestros alumnos de integrarse en un sector de gran valor añadido y con condiciones sociales y salariales superiores a las ofrecidas en otros sectores de retail y  favorecemos la empleabilidad conectando a las empresas de lujo con candidatos perfectamente preparados para realizar las funciones que estas demandan ( y que no existía hasta ahora).

Utilizamos la publicidad de Facebook porque ofrece una tasa de conversión aceptable, no es cara y te permite una segmentación bastante precisa tanto por proximidad cómo por el rango de edad , algo interesante en las ofertas educativas.

A lo largo de los últimos meses hemos recibido en nuestra página de Facebook 617 me gusta,  y casi han aparecido los mismos emoticonos de corazones que de emoticonos con una cara que se ríe de lo que hacemos.

Pero nunca, nunca nos había aparecido un comentario tan gratuitamente desagradable.

Sabemos que siempre hay alrededor de un 10 por 100 de la gente a la cual no le gusta lo que haces y que no entiende (ni le interesa) lo que publicas y deciden discrepar. En este caso considero que hay que aceptarlo y tomar nota de las críticas.

¿Pero qué hacer cuando te menosprecian o te insultan?

¿Explicarles que el lujo no es algo perverso? ¿comentarles que trabajar en el sector del lujo es honesto, profesional e interesante desde el punto de vida social y económico? ¿Qué deben de ver el lujo no cómo un enemigo sino como un posible aliado para su futuro profesional?

Pero sobre todo, ¿Que hacer?, actuar o únicamente soportar estoicamente el menosprecio para tu institución, las personas que te siguen , a los interesados en tu oferta educativa , a la universidad que ofrece la certificación…

Nosotros decidimos hacer lo que nunca se hace y nos pusimos a investigar. Y a actuar.

20 minutos después sabíamos perfectamente quien era esa persona y cómo contactar con ella. ¡Era un directivo expatriado!. En verdad no entendemos aquellos que creen actuar con impunidad y anonimato. Ya no es así.

Enviamos un mail al correo de contacto de su empresa (en el extranjero) explicando lo ocurrido, identificándonos y solicitando una disculpa.

16 horas más tarde teníamos respuesta del sujeto con copia a su empresa y varias llamadas de teléfono disculpándose pero diciendo que le habían jaqueado su cuenta, ofreciéndose a tomar un café para reiterar sus disculpas y a vernos con el director general que llegaba al país.

No hubo sangre, aceptamos la historia que nos contó como verídica y olvidamos el asunto.

Pero nos sentimos bien. Defender las empresas y los proyectos es algo grande si crees en ellos.

¿Hubieras actuado igual? ¿crees que a ti te hubiera merecido la pena?

Dr. Frank Sánchez

Saludos